Tel: 1157625171
adriana_fevsiha@yahoo.com.ar
Avellaneda - Bs.As.
República Argentina
San Arreglo se Jorge Sierra
 

Los Cuatro Elementos de la Naturaleza

A estos cuatros elementos, los africanos antiguos y en tiempos muy remotos, estos aprendieron a manipularlos muy bien y les rendían culto, estos eran los Orixás que son la representación de las fuerzas vitales o vivas de la naturaleza, representadas por los espíritus correspondientes de acuerdo a sus planos o campos de acción.

Estos Elementos son: Aire, Tierra, Fuego y Agua.

La naturaleza obra a través de fuerzas inteligentes y esas fuerzas son criaturas que viven y se mueven y que cuyo cuerpo no es visto para la mayoría de los hombres, a pesar de que todos los días y noches, actúan a través de las fuerzas más sutiles de la naturaleza. Estos espíritus son conocidos como los cuatro principios creadores, el terrestres, etéreo, ardiente, aéreo.

Estas criaturas solo pueden ser conocidas bajo los efectos de la visión espiritual.

Están compuestas por una sola sustancia el éter, no poseen un cuerpo compuesto o físico, por lo tanto y al estar compuesto por una sola sustancia o esencia, están libres de les influencias perturbadores que atacan a humanos, por lo tanto puede vivir de centenares a miles de años. Estos son los que preparan el ambiente para una nueva existencia cada vez mas evolucionada y depurada.

Estos espíritus poseen distintas formas y tamaños, como son sus cuerpos que poseen distintos grados de densidad, según el elemento donde trabajen.

Entonces los espíritus elementales de la naturaleza son:

• Gnomos: que son los más bajos de todos ellos, es decir el básico, este es el éter atómico, que cuya fase mas elevada es la cristalización.

• Ondinas: que es el éter húmedo, expresándose en el agua, principio de la vida.

• Salamandras: que su éter astral se expresa en todos los movimientos y percepciones de los sentidos.

• Silfos: constituidos por un éter mental, en el cual sé expresa como la base de la memoria, la percepción y del intelecto.

Entonces se comprende que los Orixás son los grades Espíritus o Devas de la Naturaleza y su existencia radica en las fuerzas vivas (éter, energía, etc) de esta, gobernando cada uno de ellos a un elemento agua, aire, tierra y fuego. Y a su ves teniendo bajo su dominio a infinidades de espíritus elementales como a los duendes, gnomos, elfos, ondinas, sirenas, ninfas, arpías, pejemulleres, hadas, silfos, salamandras, etc, que a su ves están formados del mismo éter de la energía que emana el Orixá. Que son los encargados de elaborar, mantener y purificar al planeta en todos sus reinos (mineral, vegetal y animal) y por lo tanto ayudan al ser humano en su peregrinación por las diferentes reencarnaciones hasta lograr la perfecta purificación espiritual.

Gnomos

El tipo de espíritus que entran dentro de esta categoría son los gnomos, duendes, elfos, genios, etc.

Los gnomos, estos seres son los más densos de todos y son los que están más sometidos a las leyes de la mortalidad, su elemento es la tierra, trabajan en las rocas y en algunos casos en los árboles y las flores.

Algunos tipos de gnomos, habitan algunas casas abandonadas, forma hiedras y todo tipo de plantas de enredadera.

Penetran entre la tierra hasta el mismo centro, modelando las estalactitas y todo tipos de formas en la cavernas, en los fondos marinos, algunos obran sobre el coral y el nácar, etc.

Los gnomos mas evolucionados trabajan sobre los humanos en los huesos y otros tejidos del cuerpo obrando sobre ellos componiéndolos, si un hueso se rompe son los Gnomos quienes obran para su soldadura.

Estos espíritus tienen un Jefe máximo un Rey el cual recibe los mensajes de Orixás y este se los transmite a estos. Los gnomos son los que cuidan las riquezas ocultas de la tierra.

Estos seres desempeñan un papel muy importante en el desarrollo del hombre y ayudan con su trabajo. Obran instintivamente a través de los elementos y aunque poseen cierta inteligencia, es muy inferior e la del hombre, son incapaces de expresarse o manifestarse por medio de cualquier sustancia que no sea su elemento es decir que solamente pueden expresarse por su propio éter, es ahí donde solamente pueden obrar.

Los elfos no están sujetos a las leyes materiales de nuestra existencia y a veces poseen la virtud de dejar de viajar instantáneamente a través de las dimensiones y desaparecen de repente. Debido a estas propiedades y características ha sido siempre difícil para los hombres el poder de ver los Elfos.

Son grandes conocedores de los bosques, en los que habitan, y sus ropas en tonos verdes les permiten camuflarse en el bosque según su necesidad.

Los elfos silvestres viven en el interior o en los alrededores de las casas. Eran hace siglos habitantes de zonas agrestes, boscosas y montañosas, viviendo en interior de cuevas y grutas, hasta que alguno de ellos, se acercaron a hogares humanos.

Todos estos espíritus de la naturaleza varían en grado evolutivo según donde viven y que Orixá los rige.

Sirenas

Dentro de la clasificación de ondinas, están también otro tipo de espíritus, los cuales se dividen en ninfas, sirenas, ondinas, arpías, pejemullares, etc.

Estos elementales trabajan en los océanos, mares, ríos, es decir que dominan los líquidos y las fuerzas vitales del ser humano, específicamente son quienes le dan al hombre el sentimiento del amor, influyendo en el chakra cardiaco, muchas de sus cualidades son parecidas a los gnomos, se las consideran amistosas y dóciles, también tienen un gobernante o rey, estos seres tienen conocimiento de Dios, lo reverencian y tratan de obedecerle en todo. También al igual que los gnomos no poseen un cuerpo denso por lo tanto también están libres de las influencias perturbadoras provenientes del astral bajo.

Algunos se preguntarán por que si estos espíritus son menos inteligentes que el hombre como puede ser posible que este lo guié, lo que sucede es que estos espíritus al no tener o mejor dicho al nunca haber estado encarnados nunca tuvieron un cuerpo físico por lo tanto tampoco poseen un periespíritu y un cuerpo de deseos por lo tanto no están doblegados por las influencias nefastas que aquejan y perturban al hombre y lo degradan, lo atrasan como por ejemplo las drogas, el sexo, el alcohol, la ingesta de carne, el cigarrillo, al igual que todos aquellos actos inmorales.

Entonces lo único que saben estos espíritus es trabajar para el bien porque de esta manera saben que agradarán a Dios estos tipos de espíritus son los elementales que están bajo el mando de los Orixás. Las Ondinas trabajan con las criaturas marinas y tienen mucho que ver con la creación de la lluvia.

Estos espíritus tienen casi el tamaño del ser humano, pero su composición es más sutil que la de los gnomos y su éter es de calidad más fina por eso viven mucho mas que los gnomos. Pero también están sometidas a las leyes de la mortalidad. Sus emociones son más vitales que astrales y por tener un temperamento vital ejercen influencia en el ser humano en lo referente a las condiciones de la amistad, amor, humildad etc.

Salamandras

Estos elementales ejercen su poden en el fuego, todo lo que tenga que ver con el fuego tiene la influencia de las salamandras.

Estos seres tienen a su cargo las esencias emocionales de los seres humanos, viviendo en el tercer éter, el cual refleja las cualidades en el plano astral o mundo del fuego.

Sus formas y tamaños son variables, y guardan también una estrecha ligación con las organizaciones sagradas que utilizan el fuego en sus altares, les gusta mucho el incienso, el cuál al ser quemado su humo les permite asumir las formas de ciertos cuerpos. De todos los elementales, las salamandras son las más fuertes y dinámicas.

Algunos estudiosos piensan que viven en los volcanes o en el centro ígneo de la tierra, también tienen un jefe o rey el cual recibe las ordenes del Orixás que le corresponde, en este caso o en la mayoría de ellos, este Orixá es Xangó.

Tempestuosas, emocionales, muy energéticas, influyen en el individuo dotándolo de ese temperamento ya que las salamandras tienen esta especial influencia, confieren a todos aquellos una naturaleza tempestuosa y un temperamento ardiente de pasión descontroladle. Debido a la densidad del elemento en el que viven.

Es muy raro ver a las Salamandras y pueden vivir hasta miles de años, antes de disolverse finalmente.

Silfos

Dentro de esta categoría entran las hadas, algunos tipos de ninfas, silfos, etc. Al igual que los demás espíritus elementales estos también tiene diferente grados de evolución y contextura física de acuerdo al Orixá que los rige.

Estos son los habitantes del cuarto éter, que es el más elevado de todos, estos son los espíritus del aire, en este grupo de elementales, se incluyen las hadas y todo tipo de espíritus alados.

Estos seres viven y tienen su ser en su propio éter.También se multiplican como los gnomos, al vivir en el aire, que es su elemento sutil, es reflejo del plano mental.

Tienen aspectos muy variables, algunos se asemejan a los humanos, se sabe que son muy alegres, inconstantes y caprichosos, siempre en movimiento de un lado al otro. Están siempre, trabajando en el pensamiento de los seres vivientes, colaborando en el elemento aéreo del ser humano, como los gases y éteres que se generan dentro de su propio ser, mientras que las salamandras obran dentro de la sangre, los silfos ejercen su poder o influye en todo lo que al aire se refiere.

Se alimentan de las pasiones humanas y se convierten en obsesiones en la mente del hombre, expresándose a través de los éteres receptores de su cuerpo.

© 2009 Centro Umbanda Fevsiha - Tel: 1157625171 - Bs.As. - email:adriana_fevsiha@yahoo.com.ar

© 2016 Argen-Digital. 19 años haciendo Diseño web y Desarrollo web.
[Aprobado por Google para dispositivos móviles ]

© 2009 Centro Umbanda Fevsiha


Tel: 1157625171 - Bs.As.
adriana_fevsiha@
yahoo.com.ar


© 2016 Argen-Digital.
19 años haciendo Diseño web y Desarrollo web.


[Aprobado por Google para dispositivos móviles ]